Seleccionar página
Seguramente, has escuchado alguna vez a tu hijo o algún niño particular decir cosas como “te amo mamá”, “Eres mía y de nadie más” ¿Enternecedor no?

Y si te dijera que esas frases tienen una explicación psicológica un tanto polémica. ¡Es hora de que conozcas el Complejo de Edipo!

¿Qué es el Complejo de Edipo o el Síndrome de Edipo?

Cuando hablamos del Complejo de Edipo, nos referimos a una de las naturales que atraviesa el niño durante su crecimiento (caso puntual del varón) donde él mismo, siente cierto atractivo sexual hacia la madre.

El síndrome de edipo surge en la edad comprendida entre los 3 y 6 años, en la que comienza a despertar el libido sexual o mejor dicho, la fase fálica del desarrollo y es considerada una etapa normal que no debería dejar mayores consecuencias si se supera correctamente.

Un punto importante, es que el complejo de edipo del niño puede inclinarse hacia cualquiera de los dos progenitores encontrando que, cuando el atractivo sexual se vuelve hacia la madre se denomina Complejo de Edipo positivo mientras que si se orienta hacia el padre, se conoce como Complejo de Edipo negativo.

Dependiendo de cómo se planteen los casos, el niño sentirá rivalidad hacia el progenitor en quien no haya avocado fijación sexual manifestando cierto grado de rechazo o celos.

¿De dónde proviene el nombre de Edipo?

Para los que no lo saben, la teoría del Complejo de Edipo fue estudiada y presentada por el psicólogo Sigmund Freud, quien se basó en una tragedia griega para explicar cómo inevitablemente un hijo, manifiesta atractivo sexual hacia su madre deseando quitar del medio al padre para tomar su lugar.

La historia trata a Edipo como el hijo abandonado de Layo y Yocasta quien, al nacer, fue pronosticado por un oráculo como el futuro asesino de su padre y el poseedor de su madre.

Layo, al enterarse de tal vaticinio, entrega a Edipo a un sirviente para que lo deje a su suerte en un cerro de Citerón; pero el pastor, no cumple con el mandato y lo entrega al rey de Corinto, Pólibo, y su esposa Mérope quienes lo crían como si fuera su propio hijo.

Lamentablemente, cuando Edipo llega a la vida adulta, comienza a escuchar rumores de que los reyes de Corinto no son sus padres y consulta un oráculo para despejar dudas.

Éste, le advierte de la nefasta profecía y para evitar asesinar a quien él considera es su padre, huye de su protección. Luego un día, andando por los caminos, se topa con Layo sin saber aún que es su progenitor, quien viajaba con su heraldo Polifontes.

Ambos, exigen a Edipo ceda el paso del camino. Sin embargo, este no lo hace rápidamente y por su tardanza, Polifontes asesina uno de los caballos de Edipo, cosa, que despierta su cólera y termina matándolos a los dos.

Después de esto, Edipo contrae matrimonio con Yocasta, quien luego de enterarse que es su verdadera madre se suicida. El fin de Edipo se resume a sacarse a sí mismo los ojos en señal de culpa y vagar por toda Grecia.

Fases psicosexuales y el Complejo Edipo

En el orden natural del proceso de crecimiento de un niño se contemplan algunas fases psicosexuales que marcarán la identidad sexual del niño en un futuro y se consideran completamente normales.

Las vivencias de cada una de ellas, así como su correcta superación, será vital para una correcta actitud emocional y sexual saludable en la edad adulta

Fases y Etapas de Freud

  1. Etapa oral: contempla los primeros 18 meses de vida del niño.
  2. Etapa anal: 18 meses hasta los 3 años de edad.
  3. Etapa fálica: entre los 3 y los 6 años.
  4. Etapa de latencia: empieza hacia los 7 años y se extiende hasta el inicio de la pubertad.
  5. Etapa genital: aparece con la pubertad y se prolonga en adelante.

Ahora bien, el Complejo de Edipo según Freud es experimentado por los niños en la etapa o fase fálica, que es cuando comienzan a observar con mayor esmero cada parte de su cuerpo y a hacer comparaciones.

Cuando esto pasa, el varón nota que posee un falo, pero que su madre no, por lo que asume que ha sido castrada por su padre y aunque siente amor hacia ella, se cohíbe de una demostración total por miedo a que este le haga lo mismo.

Obviamente, eso es lo que explica la teoría de Freud, la cual, aún es la teoría del desarrollo psicosexual freud más debatida entre los psicólogos.

Manifestaciones del complejo de Edipo en el niño

Durante la etapa fálica, los niños desarrollan el Complejo de Edipo, dando señales de afecto intenso hacia el progenitor en quien hayan concentrado su atención, que por lo general es la madre.

Los niños con el trastorno de edipo se muestran cariñosos, demandantes de completa atención, regalan detalles como tarjetas o flores que encuentren en el piso, dicen expresiones como “eres solo mía” o “nadie te ama como yo mamá”; mientras que, al padre se le desafía o rehúye, llegando incluso a la desobediencia o al enfrentamiento llevando a situaciones irritantes como berrinches o pataletas.

¿Qué deben hacer los padres ante el Síndrome de Edipo?

Entendiendo que esta etapa es normal en todos los niños, para los padres será más llevadero manejarlo. En el caso de la madre, lo ideal, es aceptar los elogios de su hijo de buena manera, pero cuando este muestre celos hacia el padre deberá aclararle siempre que ella es su mamá, que papá es la pareja de mamá y que ambos se aman además de amarlo a él.

Por otro lado, el padre deberá armarse de mucha paciencia entendiendo que es una fase temporal y que el niño la superará para luego, tomarlo a él de ejemplo en el resto de su andar.

Otra cosa importante que se debe considerar, es que el Complejo de Edipo es una teoría que no da paso a una realidad concreta y que además de estar desfasada, no fue del todo aceptada en el campo de debate del psicoanálisis. Entonces, no es necesario prestar demasiada atención a la conducta del niño como si fuera un problema que obligatoriamente generará trastornos a futuro. Solo es una posible explicación a una etapa del desarrollo psicosexual que de forma natural suele desaparecer.

El Complejo de Edipo en Mujeres

En el caso de las niñas, no hablaríamos de teoría de Edipo o Complejo de Edipo, sino de complejo de Electra, donde según el psicólogo Carl Gustav Jung, se evidencia la misma situación que en los varones, pero dirigida hacia el padre.

Se dice que las niñas suelen manifestar un deseo desmedido de atención rivalizando con la madre quien es la figura que se interpone en su deseo.

Al igual que en los niños, este complejo se desarrolla en la etapa fálica y debe desaparecer de forma natural con el pasar del tiempo.

Vale la pena decir que dicha teoría tampoco ha sido aceptada por la comunidad investigadora del psicoanálisis, sin embargo, es la contraparte expuesta por Freud y sigue dando mucho de qué hablar.

Consecuencias del Complejo de Edipo

Extrañamente, se han observado casos donde algunos hombres parecen no superar la etapa fálica del desarrollo psicosexual quedándose vinculados psicológicamente a la madre o el padre aún en la adultez.

Cuando esto sucede, se torna más difícil para la persona alcanzar una relación amorosa estable, vincularse sentimentalmente con alguien más o incluso, puede manifestar impotencia sexual puesto que inconscientemente siente que esta traicionado a su madre.

Si fuere este el caso, ya el Complejo de Edipo no es considerado una etapa sino un trastorno que debe tratarse normalmente con terapias. Quienes sufren este problema, se les ve en la sociedad como individuos que manifiestan algunas de estas características:

  • Poseen poca o nula independencia de su madre, incluso en lo económico.
  • Necesitan constante aprobación hasta para las cosas más mínimas como “Que color de camisa usar en una junta importante”.
  • Quieren complacer en todo a mamá llevándola de paseo, comprándole obsequios, son altamente apegados y, en definitiva, se comportan como un pretendiente eterno.

Obviamente, esto afecta severamente a la percepción de cualquier mujer sobre su posible o actual cónyuge acusándolo modernamente de sufrir “mamitis” y de no cortar el cordón umbilical.

La esposa, posteriormente ocupa el papel de rival que antes tenía el padre y tendrá que competir prácticamente con su suegra teniendo como resultado una batalla siempre perdida, que podría llevar a una posible ruptura de la relación.

Consecuencias del Complejo de Electra

Dentro de la teoría, se plantea que las mujeres que se quedaron atascadas en la etapa fálica manifiestan en la adultez una intensa búsqueda de su figura paterna en cada pareja romántica que logran tener.

Esto significa, que no elegirán a un hombre basándose en sus necesidades reales sino en las características que su padre haya tenido viviendo una frustración constante y, al igual que el hombre, mostrarse inestables.

Para superarlo, de igual modo, la mujer deberá asumir que tiene un problema y que necesita ayuda profesional para comprender que ya creció y que es libre de elegir a alguien completamente distinto a lo que ella reconoce como modelo.

Otros artículos que te Pueden Interesar…

Trastorno de Inestabilidad Emocional

Trastorno de Inestabilidad Emocional

El trastorno de inestabilidad emocional es más común de lo que realmente pensamos, es más, casi un 45% de la población española padecen este trastorno sin ser conscientes. En este artículo te muestro todo lo necesario para que sepas distinguir y detectar este tipo de...

Grafología Infantil

Grafología Infantil

¿Te gustaría saber qué se esconde detrás de lo que escriben o dibujan tus hijos? Si quieres entender y conocer el significado, personalidad, miedos, y otros aspectos importantes del niño, no te pierdas todo lo que te voy a contar sobre la Grafología infantil y el...

Cómo Controlar el Miedo: Consejos Efectivos

Cómo Controlar el Miedo: Consejos Efectivos

¿Qué pensarías si te digo que dentro de ti hay una especie de padre protector que te lleva siempre al lugar más seguro de la vida, te cuida y no hace que cometas locuras? Te estoy hablando del Miedo Sin embargo, el miedo, a veces quiere frenarte en exceso y te toca...

Llama Ahora
Dirección